sábado, 17 de julio de 2010

Una huelga política


Unos buenos amigos "mofándose " de los españoles.

Los sindicatos y el presidente contra la Comunidad de Madrid.

¡SIN PALABRAS! Una imagen vale mil palabras.

1 comentario:

Carlos Fernández Ocón dijo...

Entre tanto sinvergüenza que vive a nuestra costa, los sindicatos son el caso más flagrante. Ni ejercen ni quieren, permiten encantados ser utilizados como arma política sectaria, les importan nada los trabajadores y parados y la economía y el mercado laboral, permiten que sus verdaderos jefes hagan lo que quieran mientras a ellos les suban sueldos y 'aportaciones'. El régimen se ha apoderado de TODO ya, con el beneplácito de sus propios votantes, que les ratifican y ratificarán in eternum, masoquistas ellos (o 'estomagos agradecidos' en muchos casos).