jueves, 25 de julio de 2013

Hoy es un día de alegría, porque Santiago Apóstol es el patrón de España y de infinidad de ciudades del continente americano, es también un día de luto en España. 

Hace 12 horas, un tren que se dirigía desde Madrid a Santiago de Compostela, con pasajeros que se disponían a celebrar la festividad de Santiago Apóstol, descarriló produciendo más de 77 muertos y 125 heridos. 

Oremos todos por las víctimas y por la recuperación de los heridos. 

Que Santiago Apóstol nos bendiga a todos.

Dudas sobre la hiperactividad

Eisemberg aseguró siete meses antes de su muerte que la hiperactividad " es una enfermedad ficticia".   


Para industria farmacéutica tuvo unas "pingües" ganancias con la inclusión en 1968 en el "Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales".

Y es que empezamos con manipular la genética a capricho, para seguir con la inclusión de la industria cosmética con los fetos humanos hasta acabar con esta aberración.

Me pregunto ¿cuántos beneficios para la industria farmacéutica y cuánta decepción para los padres y profesionales de niños con el TDAH (trastornos de déficit de atención e hiperactividad)?

domingo, 21 de julio de 2013

La terapia del buen humor

Por mi cumpleaños he recibido muchas felicitaciones , pero la que ha dado en mi vena de blogero, escritor y articulista es Arturo Ramo. Por eso es que reproduzco un artículo suyo en su página web:

La terapia del buen humor

3.gif
   Uno de los objetivos de la familia, de la escuela y de un puesto de trabajo es que haya un ambiente sereno y alegre, porque esto facilita las relaciones entre las personas y mejora el rendimiento en el trabajo.
   Nada entristece más los hijos como la frialdad de sus padres y su talante hastiado y desagradable. A veces son autoritarios y sus hijos no pueden hablar de sus pequeños problemas. En ocasiones interrumpen sus juegos y bajan la voz cuando oren que entra su padre en casa. Piensan que llegará con la misma mala cara de siempre y le tienen miedo. El padre impondrá el silencio, escondiéndose detrás del periódico o se quedará
absorto viendo el televisor. De esta forma estará tranquilo pero nunca se ganará el afecto de sus hijos, ni éstos crecerán con un carácter bien formado.
   Los pequeños necesitan ver la buena cara de sus padres. El buen humor no cuesta tanto y es muy gratificante para todos. Hay que esforzarse por sonreír, aunque a veces no es fácil.
   La falta de optimismo es un defecto del carácter que nace de no valorar lo positivo de las personas y las situaciones. A veces pueden aparecer problemas familiares, como la muerte de un ser querido o el disgusto del matrimonio de una hija con una persona que no es del agrado de todos. Pero no puede caerse en el pesimismo y la amargura, sino aplicarse una terapia de buen humor para combatir la inercia de dejarse llevar por la tristeza, que amenaza empobrecer el ambiente familiar.
   Tienen que aprender los mayores y enseñar a los hijos a disfrutar de la vida,
no con frivolidades, sino valorando las cosas positivas que nos ocurren cada día y por las que deberíamos estar agradecidos y alegres.
   El buen humor supone tener dominio sobre sí mismo y sobre los
acontecimientos, que hace posible mantenerse firme ante las adversidades, con serenidad en la vida cotidiana
   Por Arturo Ramo. www.aplicaciones.info 19-XI-2012.
————

TÍTULO DEL LIBRO

Sobre la tiranía. Veinte lecciones que aprender del siglo XX

On Tyranny: Twenty Lessons from the Twentieth Century ANTONIO R. RUBIO 19.JUN.2017 ACEPRENSA Disminuir Aumentar Facebook Twit...