martes, 1 de junio de 2010

INTOLERANCIA ENCUBIERTA

Me acaba de llegar el siguiente correo:




JUAN LUIS, mañana es tarde.

El Gobierno la ha emprendido a martillazos contra el conjunto escultórico del Monasterio Benedictino de la Santa Cruz, en el Valle de los Caídos.

Si no nos ayudas ahora a impedirlo, la imagen de La Piedad, obra del escultor Juan de Ávalos, será decapitada en los próximos días. Firma la petición a la Vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, para que cese inmediatamente la demolición.

http://www.hazteoir.org/node/30410

Ya han destrozado el manto de la Virgen a golpe de piqueta , en contra de los informes técnicos y violando todos los preceptos legales sobre protección y conservación del patrimonio artístico.

Se trata de un atentado sin precedentes al legado cultural de todos los españoles; una agresión perpetrada, además, desde el propio Gobierno.

La conservación del conjunto monumental del Valle de los Caídos es una responsabilidad de Patrimonio Nacional, organismo del Estado bajo la supervisión política de la Vicepresidenta primera del Gobierno.

Los monjes de la Abadía Benedictina necesitan tu apoyo. El Valle de Los Caídos no es de Zapatero, es patrimonio de los españoles. La demolición a martillazos del conjunto escultórico y arquitectónico, al más puro estilo de los talibanes con las esculturas de Buda en Afganistán, es un acto autoritario y flagrantemente ilegal contra el legado cultural de todos.

Mañana es tarde. Mañana, los daños a las obras de arte del Valle de los Caídos pueden ser irreversibles.

Exige ahora el cese inmediato de la demolición, la restauración de los daños causados al conjunto escultórico de Juan de Ávalos y la reapertura de los lugares de culto a los peregrinos, visitantes y turistas.

http://www.hazteoir.org/node/30410

Muchas gracias por tu compromiso con la libertad religiosa.

Ignacio Arsuaga y todo el equipo HO
video

1 comentario:

SO Andres Castellano Marti dijo...

Sin duda alguna quienes están a favor de que se respete el Valle de los Caídos y se mantenga tal como se hizo, como quienes quieren desaparecerlo, sin duda alguna que todos tienen razón. Pues para cada cual su opinión es su razón y no es fácil que nadie cambie de opinión. Pero con independencia de los unos y los otros, quienes destrozan monumentos son cerriles, así sean creyentes talibanes como ideólogos marxistas, o socialistas que es el caso actual. Y de la misma manera que la humanidad nunca perdonará a los islámicos talibanes en su burrera destruyendo las imágenes de los Budas que odian, de la misma manera quedará en la Memoria Histórica que a las futura generaciones les diga lo burros que fueron los socialistas españoles de José Luis Rodríguez Zapatero cuando destruyeran las imágenes del Valle de los Caídos. Siendo Rey de España Don Juan Carlos I.

So. Andrés Castellano Martí. Gracias.